5 mitos y verdades sobre la sociedad estadounidense

En Uruguay circulan ciertos conceptos populares sobre la sociedad estadounidense que a la gente le gusta repetir. Algunos con fundamento y otros con muy poco. Para este post decidí analizar estos conceptos desde mi propia experiencia viviendo en el país y también investigando un poco.

1. “Los yanquis no tienen cultura general”: en general, cierto.
Cuando se trata de materias como historia y geografía, la educación básica estadounidense parece tener un foco muy específico: Estados Unidos. Si bien no realicé un estudio ni tengo estadísticas oficiales, me animo a decir que muchísimos estadounidenses conocen los nombres de sus 44 presidentes (algunos incluso los recitan de memoria en orden cronológico), saben ubicar en el mapa cada uno de sus 50 estados y nombrar sus capitales, pero sus conocimientos de historia y geografía universal (algunos básicos como ubicar las principales capitales europeas) son bastante limitados. Ellos mismos lo admiten y se aguantan de buena manera que latinos y europeos les tomemos el pelo al respecto.

2. “Estados Unidos es el país con más obesos del mundo”: hasta hace poco, cierto. Ahora ya no.
De acuerdo a un estudio realizado por la ONU en 2013, México ha sobrepasado a Estados Unidos como el país con mayor índice de obesidad. Esto no significa obviamente que la obesidad haya dejado de ser un problema en Estados Unidos – lo sigue siendo y grande. Las cadenas de comida rápida suelen cargar con la culpa, y por eso en los últimos años han realizado esfuerzos para mejorar su imagen ofreciendo opciones saludables en sus menúes, como ensaladas o sándwiches de bajo contenido calórico e incluso ofreciendo públicamente una lista de las calorías contenidas en cada uno de sus productos. Ahora… ¿quién va a McDonald’s y se pide una ensalada?

3. “En la guerra, Estados Unidos manda a negros y latinos al frente para que los maten primero”: falso.
Esta frase siempre me pareció una estupidez, pero por las dudas me tomé el tiempo de buscar cifras oficiales para corroborar. De acuerdo a un informe reciente del Congressional Research Service (CRS), el 82,6% de los militares fallecidos entre 2000 y 2014 son blancos. Quizás hace muchos años, en otras épocas, sucedía algo que incitó el origen de ese concepto, pero definitivamente no sucede en la actualidad.

4. “En Estados Unidos la Coca-Cola es más barata que el agua”: depende.
Es verdad que en algunos establecimientos las bebidas cola son más baratas que el agua embotellada. Y resalto “algunos” y “embotellada” porque no pasa en todos lados, y hay que diferenciar entre agua y agua embotellada. Los lugares donde es común ver esta diferencia de precios son locales de venta de bebidas y comidas en cines, eventos, atracciones turísticas y similares. También vale destacar que todos los restaurantes en Estados Unidos están obligados a servir agua filtrada gratis (esto es agua de la canilla pasada por un filtro). El agua en botella que siempre es más cara que las bebidas cola y que el agua “común” es el agua con gas. Por algún motivo que desconozco, el agua con gas se considera premium y solo hay una cierta cantidad de marcas en el mercado, la mayoría importadas, como Perrier o San Pellegrino.

5. “En Estados Unidos hay muchísima pobreza”: cierto, pero…
En Estados Unidos, un 15% de la población vive por debajo del índice de pobreza. Pero la pobreza en Estados Unidos no es lo mismo que la pobreza en Uruguay, así como la pobreza en Uruguay no lo mismo que la pobreza en Camboya. En Estados Unidos no hay asentamientos. Lo más cercano a un asentamiento son los trailer parks – predios llenos de casas rodantes que se alquilan como viviendas. También existen los barrios pobres compuestos en su mayoría de viviendas públicas asignadas a familias de bajos recursos. Si bien en ambos casos los índices de criminalidad pueden ser altísimos y la vida dista mucho de ser fácil, sus habitantes cuentan con cuatro paredes, un techo, electricidad, gas, agua corriente y saneamiento. Muchos pobres en Estados Unidos tienen auto, y muchos pobres en Estados Unidos son obesos. No se ven familias ni niños en situación de calle. De hecho, las personas que he visto en situación de calle suelen estar allí por propia voluntad y se componen en su mayoría de gente evidentemente psiquiátrica.

En conclusión, es difícil realizar afirmaciones categóricas sobre cualquier sociedad. En la mayoría de los casos se trata de generalizaciones y vienen cargadas con muchos matices de gris.